Un riñón artificial que produce orina





¿Es posible producir un órgano entero del cuerpo humano en laboratorio? 

Es el gran reto de la medicina regenerativa, llamada a suministrar órganos para trasplantes en el futuro.
 El último desafío superado ha sido la creación de un riñón artificial para ratones capaz de filtrar la sangre y producir orina. 
El hallazgo, publicado en Nature Medicine, ha sido realizado por investigadores del Hospital de Massachussets, que lo trasplantaron luego con éxito a un ratón. 
Su función general no era tan buena como la de un órgano sano, pero la mejoría fue notable. «El perfeccionamiento de la técnica nos ayudará a lograr riñones de bioingeniería que algún día serán capaces de sustituir completamente la función renal», explicó Harald Ott, el investigador principal.